martes, 19 de enero de 2016

Propósito


Fui a los bosques porque quería vivir con un propósito;
para hacer frente solo a los hechos esenciales de la vida,
por ver si era capaz de aprende lo que ella tuviera que enseñar,
y por no descubrir, cuando llegare mi hora, que no había siquiera vivido.
Quería vivir profundamente y extraer de ello toda la médula; de modo
tan duro y espartano que eliminara todo lo espurio, haciendo
limpieza drástica de lo marginal, y reduciendo la vida a su mínima expresión.